Make your own free website on Tripod.com

libertarixs.jpg

I.W.W. en Australia

I.W.W. en Australia
por Mark McGuire

First published in Red and Black, an anarchist journal

No 8 1978/79


 La principal característica en la historia de I.W.W. en Australia fue su habilidad, a través de trabajar entre las trade unions establecidas, para influir una significante sección de ellos en una dirección sindicalista y la posibilidad, habían sobrevivido a una represión inicial por parte del estado, que habría seguido para organizar al movimiento obrero de Australia. Para discutir esta tesis primero definiré anarco-sindicalismo luego esbozaré la naturaleza del mundo anarcosindicalista a través de convergencias y divergencias básicas en él. Finalmente, analizaré la IWW Australiana.

Defino anarcosindicalismo como la aplicación de las ideas anarquistas de organización revolucionaria a las organizaciones de la clase obrera ej. trade unions y asociaciones comunitarias. Estas ideas son el federalismo y ejercicio controlado. Federalismo, significa el control desde abajo de la organización, como cada miembro es autónomo puede participar directamente en todas las decisiones hechas por ella. A nivel local, por ejemplo, estas decisiones se hacen por asambleas de miembros y por conferencias de delegados estrictamente controlados cuando implican niveles más altos que el local.(ej. provincial y national). Las decisiones se realizan por comités administrativos. Su afiliación tiene un ejercicio estricatamente limitado (1), sus funciones están estrictamente definidas y no son pagadas, esto inutiliza las habilidades administrativas (ej. secretariales, de contabilidad etc.) entre los afiliados y evita la creación de una élite la cual, debido a este monopolio de habilidades, podrían centralizar el poder en sus manos. El efecto ‘de red’ de esta forma de organización hace que "los de abajo" tengan control sobre la dirección en la lucha del día a día y el poder de realizar la acción directa. Y a través de esta forma de lucha , se desarrollará una conciencia anarquista y revolucionaria entre la base.La consecución de victorias aisladas (ej. un aumento de los salarios) por sus propios medios facilitará la concienciación de la base obrera sobre la posibilidad de lograr victorias más grandes (ej. el control obrero de la producción y una sociedad anarquista).

Ahora miraremos a la naturaleza del mundo anarcosindicalista. Consistía tanto de sindicatos como de grupos de propaganda. También implicaba secciones significativas del movimiento obrero organizado tanto en los países industrializados como en los no industrializados. La época en la que tuvieron éxito internacional fue el periodo que va desde la depresión económica mundial de 1890 y creciente militancia obrera hasta el periodo de represión del comienzo de la 1ªGM. La principal convergencia en movimiento era miembros obreros sindicalistas compartiendo sus objetivos y estructuras con los anarquistas construyendo organizaciones basadas en la industria y no el el artesanado. Esto queda demostrado por la adopción de aproximaciones de la constitución de la C.G.T (la Confederación General del Trabajo, la central sindical fundada en 1895 con un pico de 600.000 afiliados) –y en el preámbulo, por otras uniones del movimiento.

En el movimiento existían divergencias sobre la estrategia a emplear para construir el movimineto obrero en lineas sisdicalistas. Estaban entre trabajar dentro de las uniones reformistas ya existentes y convertirlas al sisndicalismo ó crear otra unión independiente con estructura sindicalista. Los pricipales defensores de cada tesis fueron los sindicalistas de la C.G.T francesa., y los de I.W.W. de EEUU, creada 1905 con un pico de afiliación de 350.000. Los sindicalistas franceses habían creado la C.G.T. a través de la sindicalización de uniones (construcción, metal) y la afiliación de las uniones todavía reformistas. En contraste, I.W.W.de EEUU era una unión dual, una unión creada para oponerse a otra unión reformista existente (2). Sus líderes creían que las uniones establecidas, normalmente uniones de artesanos, no podían ser sindicalizadas y favorecían que sus miembros sólo fueran afiliados de I.W.W. Las otras diferecias importantes entre estos moviminetos eran las razones por las que los trabajadores se unían a ellas y las clases de acción directa que empleaban para lograr la revolución. En relación a la primera diferencia, los miembros que se unían a la C.G.T. y a la I.W.W. lo hacían principalmente por motivos económicos, más que por ser revolucionarios lo cual era el caso de la F.A.I.y Industrial Syndicalist Education League del Reino Unido. Ambas organizaciones eran organizaciones anarcosindicalistas de propaganda, en sus respectivos países(3). En relación a la segunda diferecia, la forma de acción directa que utilizaban para hacer la revolución, I.W.W., C.G.T. U.S.I. (Unione Sindicale Italiana) vieron como medios la huelga general, mientras que la C.N.T. (España) vio como mejor medio la insurrección y en menor grado la huelga general (4).

La I.W.W. Australiana era el miembro nacional del movimiento que acabo de discutir. Fue fundada como unión en Adelaida en 1911, donde también se instaló su administración continental en el mismo año, que fue transferida más tarde a Sydney. El establecimiento de la unión fue el resultado del trabajo de propaganda que habían hecho los clubs I.W.W. desde 1907 (5). Estos clubs fueron también determinantes de la principal característica de la historia de I.W.W. en Australia: su adopción de la estrategia de sindicalizar a las uniones obreras establecidas y dejar que sus miembros pudieran tener carnés de la organización establecida y de IWW. Esta aproximación estaba en contradicción a la posición dual de IWW EEUU. Esta situación garantizó el éxito de los miembros de los clubes de IWW extendiendo las ideas sindicalistas entre los miembros de las uniones establecidas. Algunos logros de esos clubs fueron la creación de la Federación del Distrito de Mineros del Norte de N.S.W. en Agosto de 1907 adoptando los principios y constitución de I.W.W. Pero también contribuyendo a la adopción del principio "aburrimiento de la estrategia" por parte de I.W.W. en Australia que fue la resposable del fracaso en construir una central sindical que agrupara en IWW a grandes partes de la clase obrera australiana. Este fallo lo indica el pequeño pico de afiliados cotizantes de sólo 11.000, que sólo tuvieron uno o dos locales a la vez en una industria, y que solo habían creado estructuras rudimentarias para la central sindical dual (6).

Este fallo relativo de I.W.W. debido a la naturaleza altamente organizativa de la clase trabajadora tuvo en contraste un éxito relativo en difundir las ideas sindicalistas entre los obreros. Este éxito fue facilitado por el aumento de locales de I.W.W. y su establecimiento como unión nacional, para 1916 I.W.W. tenía locales en todos los estados Australia, y era clave en las regiones mineras e industriales, y desde ahí tuvo ya una base para su propaganda. Los logros de I.W.W.contribuyeron también a la existencia de prensa obrera militante, su principal publicación "Direct Action" el órgano oficial de I.W.W., que vendía de media semanal 15.000, y que tenía una circulación probable de 45.000 – 50.000, a su lado estaban periódicos que eran militantemente anti-capitalistas, aunque también racistas, como "Bulletin". Tales medios actuarían contra la ideología burguesa, extendiendo las ideas sindicalistas o creando un clima en el que serían aceptados y en el que podísn actuar como referencia cuando las luchas de clase tuvieran lugar.

El caracter de este éxito consistió en la conversión del movimiento de trade unions a la lucha contra el reclutamiento durante la 1ªGM, la facilitación de la unidad, y la difusión de las prácticas anti-burocráticas, el sistema anti-arbitrario y la acción directa, especialmente las huelgas generales entre los sindicatos. En relación a las actividades contra el reclutamiento durante la 1ªGM vemos que causaron la convención A.W.U. y las conferencias de N.S.W. y A.L.P. de Victoria para oponerse al reclutamiento. También la I.W.W. fue admitida en el congreso especial de trade unions convocado para buscar medios para oponerse al reclutamiento (7). Sobre todo sus decisiones previnieron de que se pasara por alto un referendum sobre el reclutamiento. Este logro tuvo un enorme significado que hizo de Australia el único país del mundo en oponerse al reclutamiento para la 1ª GM. En relación a la contribución de IWW para la unidad de las uniones según lineas industriales, su influencia produjo la unión de la organizaciones de mineros del carbón de N.S.W. Coal-miners Federation y Victorian Coal-miner's. También la I.W.W. tuvo la mayor influencia en el establecimiento de Amalgamated Meat Industry Employees Union de Queensland, una unión que mostró muchas características explicitamente sindicalistas. Incluyendo la oposición al sistema de arbitraje. Tomó forma de unión reforzada por la negociación directa con los patrones de salarios que pasaban de las tablas salariales establecidas por el estado en 1910. Tablas de control, análogas comités de tienda, reuniones de delegados de tienda, donde fueron los principales iniciadores de la política. Estas tablas quitaban a los patrones el poder de determinar el sentido del trabajo, establecer a su antojo las horas extras y resolver las disputas que ocurrían. En relación a I.W.W. como estimulante de la acción directa, fue la principal influencia que estaba detrás de la acción directa de la A.M.I.E.U.,para protegerse de su destrucción por los patrones, que fueron perseguidos por sus características sindicalistas en 1918 (8). Influyó a los mineros de Broken Hill, muchos de ellos eran wobblies, en la prolongada huelga para conseguir sus demandas en 1916 y, también, I.W.W. llevó cobertura ideológica a la huelga general de 1917 en N.S.W. en apoyo a la huelga de ferroviarios y tranvías y en general I.W.W. fue el principal catalisis para la acción directa de las uniones desde 1907 al final de la 1ªGM.

Esta ola de influencia de I.W.W. concluyó abruptamente debido a la represión del estado y a la Revolución Rusa en cierta medida. La ferocidad de la represión indica la importancia de los logros de I.W.W. y el terror que causaba a la clase dirigente. Tomó la forma de complots, (ej. el juicio de Sydney, 1912 los wobblies fueron acusados de conspirar para quemar Sydney, y el Acta de Asociaciones Ilegales de 1916, que hizo que ser miembro de I.W.W. fuera una ofensa castigada con 6 meses de cárcel (9). Estas medidas y la Revolución Rusa, que trajo una reorientación de los trabajadores radicales en lineas anti-sindicalistas (leninistas), neutralizaron el relativamente pequeño número de cuadros auténticamente anarcosindicalistas (eran probablemente unos 100), y de ahí la ruptura de la oleada sindicalista. Este fracaso indica la necesidad de I.W.W. tener más tiempo para establecer raíces más fuertes entre la clase obrera y un núcleo más numeroso y organizado de anarcosindicalistas. Y la necesidad de reorientar organizacionalmente a I.W.W. de una unión a un grupo de propaganda. Dados esos cambios, el movimiento sindicalista en Australia podría haber superado la represión como tantas veces hicieron los sindicalistas en España y podría haber continuado la sindicalización de los obreros de Australia.

En conclusión, vemos que I.W.W. de Australia logró éxitos significativos en términos de extender las ideas sindicalistas entre la clase obrera. Y de haber tenido más tiempo para establecerse entre la clase obrera, podría haber conseguido sus objetivos históricos, la sindicalización de la clase obrera y la eventual revolución.
 

Notas

1. P. Avrich, Anarchists in the Russian Revolution, 1973, Thames and Hudson, London. p.63.

2. B.Holton, British Syndicalism 1900-1914, 1976, Pluto Press. p.209.

3. B. Holton, ibid p.210.

4. J. Romero Maura, The Spanish Case, in, Anarchism Today, D.E. Apter and J. Joll, (eds), 1971. p.80.

5. V. Childe, How Labour Governs, Melbourne University Press, 1923. p.131.

6. I Bedford, Industrial Workers of the World in Australia, Labour History No. 13, 1967, p.42.

7. V. Childe, How Labour Governs, Melbourne University Press, 1923. p.146.

8. V. Childe, ibid, P.118.

9. V. Childe, ibid, p.148.

Enter content here

Enter supporting content here